Fragmentos de historia oscense

HUÉSCAR A MEDIADOS DEL SIGLO XVIII

Gonzalo Pulido Castillo

 

INTRODUCCIÓN

Hasta hace bien poco, el siglo XVIII ha arrastrado entre gran parte de los aficionados a la historia la fama de ser un siglo monótono, aburrido y sin acontecimientos dignos de ser estudiados. Comparándolo con las etapas finales de la Reconquista, con la brillantez del Siglo de Oro y, luego, con el apasionamiento racial de la Guerra de la Independencia, el siglo XVIII era una época menos interesante, por lo menos en apariencia.

Sin embargo, el trabajo constante de los historiadores ha hecho cambiar esa apreciación poco matizada y ha arrojado un potente rayo de luz sobre esa centuria menospreciada. Se ha hecho ver que en el siglo XVIII está el origen de la sociedad moderna, con sus tensiones sociales, su inquietud espiritual, su desarrollo técnico, su progreso material, etc.

Huéscar, que había vivido tiempos heroicos en los años finales de la Edad Media y durante la rebelión de los moriscos, tuvo un desarrollo económico favorable con el cultivo de la seda, los lavaderos de lanas, la llegada de "empresarios" italianos y las frecuentes talas en su extensa zona boscosa. En el siglo XVII decía Francisco Henríquez de Jorquera:

"...en una fértil llanura está situada la ciudad de Huéscar con fuertes y torreados muros, a quien domina fortísimo castillo, dándole entrada tres principales puertas. Es abundante de pan y vino, sabrosas frutas y buenas hortalizas, cazas de todas suertes, terrestres y volátiles, buena cría de seda y mayor de ganados, para cuyas lanas tienen famosos lavaderos, los mejores de España, donde se ocupan por los meses de julio y agosto y parte de septiembre más de tres mil hombres, labrando algunos años más de cuarenta mil arrobas; cuyos lavaderos ocupan poderosos genoveses... Habítanla poco más de ochocientos vecinos; en un tiempo fue de más de cuatro mil, en la pujanza de los moros...". (1)

A lo largo del siglo XVIII esa prosperidad fue palideciendo, pero, en algunos aspectos, el progreso fue evidente..

BREVE MIRADA AL SIGLO XVIII OSCENSE

Lentamente, muy lentamente, la población fue creciendo. El primitivo perímetro de la vieja ciudad había sido desbordado ya en los primeros años del siglo XVI. (2) La iglesia de Santa María fue construida en lo que entonces eran los arrabales. Calles tan alejadas del antiguo núcleo como la de Pocotrigo, la de las Ranas y la de la Oliva existían ya a finales del siglo XVII. El número de habitantes subió desde 879 vecinos (3.955 personas) a principios del siglo (3) hasta 1.241 vecinos (5.584 personas) cien años después. (4) En 1782, según el Responsorio de los curas de Huéscar, vivían en 737 casas y 22 cuevas, aparte de los cortijos, un total de 1.194 vecinos. (5)

Como en siglos anteriores, los medios de vida de los oscenses del setecientos eran la agricultura y la ganadería. Las aproximadamente 16.000 hectáreas se repartían entre regadío, secano (la mayor parte), viñas y arbolado. Los productos más abundantes eran trigo, centeno, cebada, vid, cáñamo y lino (éstos últimos tuvieron importancia tras la decadencia de la producción sedera). En cuanto a la ganadería, destacaba el ganado lanar (con 19.659 cabezas, según el Catastro del Marqués de la Ensenada, en 1750), el cabrío, el de cerda y el vacuno. En los campos oscenses también había por aquel entonces numerosas colmenas. (6)

El Concejo Municipal estaba formado por un Gobernador y Justicia Mayor, un número variable de regidores, oscilante entre ocho y diez por regla general, un Procurador Síndico y un escribano. El gobernador solía tener un teniente de gobernador, con frecuencia nombrado de entre los regidores. Y el escribano del concejo era asistido a veces por otros escribanos de entre los del número de la ciudad. El gobernador, los regidores y el escribano eran nombrados y cesados por el Duque de Alba, titular del señorío. El procurador síndico era elegido por votación popular (7) el día dos de enero de cada año. Una vez formado el concejo, eran nombrados por éste los distintos cargos: Señores a quienes toca el hierro de pinos y carrascas, comisarios de guerra, abogado del Ayuntamiento (asesor de la ciudad), alcaldes de Mesta, alcaldes de las acequias Almohala, Almacaz, Nueva y Alozaya, Alquivira, Almazaruca, Hambre, Parpacén y Cerro del Negro, veedores de daños y heredades, de sastres, del hierro, de hortelanos, de zapateros, de alarifes, de herreros, de alpargateros, de molineros, de carpinteros, de calderería, de ropa blanca (de lienzo), de sucio, y de mesones.

Había dos parroquias: Santa María y Santiago. (8) La de San Clemente del Guardal fue erigida en 1793. (9) La parroquia de Santa María disponía en 1782 de ocho beneficiados, tres curas, cuatro capellanes, capilla musical y otros empleados. Santiago, en la misma fecha, contaba con cuatro beneficiados, cuatro capellanes, un sochantre y un organista. (10) El coro de Santa María, construido por Jerónimo Caballero, fue terminado en 1728. (11) El valenciano Matías Salanova hizo el órgano en 1774. (12) De la música interpretada en Santa María y de sus maestros de capilla durante el siglo XVIII ya hemos hablado en otras ocasiones. (13)

Y por los alrededores de la población, durante toda la centuria, proseguían las interminables obras del Canal de Carlos III.

UN PADRÓN DE HABITANTES: 1749 (14)

El día 14 de febrero de 1749, siguiendo la obligada costumbre de cada año, los regidores D. Antonio Aguado y D. Ramón de Moya, acompañados por el escribano D. Manuel Martínez Muñoz y por uno de los porteros de la ciudad, comenzaron a hacer el padrón de vecinos. Cuando lo terminaron supieron que Huéscar contaba con un total de 926 vecinos, lo que equivale a unos 4.167 habitantes.

La demografía de aquel año fue como sigue: (15)

Santa María Santiago Total
Bautismos: 128 ?  
Matrimonios 28 8 36

Desgraciadamente nos faltan los datos de las defunciones en ambas parroquias y los bautismos de Santiago, pero podemos hacer una comparación con las medias de los cinco primeros años del siglo y de los cinco últimos.

BAUTISMOS Santa María Santiago Total
Media de 1701/1705 118´4    
Media de 1796/1800 149 55´4 204´4
 
MATRIMONIOS Santa María Santiago Total
Media de 1701/1705 29    
Media de 1796/1800 24´4 8´4 32´8

Como puede observarse, el índice de bautismos en Santa María en 1749 está a medio camino entre los del principio y del final del siglo, pero con tendencia positiva. Sin embargo, el índice de matrimonios en Santiago en 1749 es casi idéntico al de final de siglo, mientras que en Santa María desciende un poco.

Los 128 bautismos del año 1749 se desglosan así: 61 varones y 67 hembras. Pero si atendemos a las fechas de nacimiento y no a las de bautismo, la estadística queda así: nacieron 59 varones (2 habían nacido en diciembre de 1748) y 69 hembras (2 fueron bautizadas en enero de 1750). La cifra total de bautismos coincide con la de nacimientos, pero resalta el hecho de haber nacido 10 niñas más que niños. (16)

AYUNTAMIENTO (17)

El Cabildo municipal estaba formado por las siguientes personas:

GOBERNADOR Y JUSTICIA MAYOR:

D. Agustín Antonio Tacón. (18)

REGIDORES:

D. Alfonso Vázquez Quevedo, regidor decano

D. Juan de Buendía, alguacil mayor

D. Domingo García Castrión

D. Ramón Antonio de Moya y Robles

D. Francisco de Atienza Mesía y Ruiz

D. Antonio Aguado López de Ayala

D. José Antonio Díaz

D. Juan Antonio Romero y Hurtado

PROCURADOR SÍNDICO:

D. Pedro Vázquez Quevedo (2-enero) (19)

D. Manuel de Aguado (29-enero)

ESCRIBANOS:

D. Manuel Martínez Muñoz

D. Pedro Antonio Morcillo

D. Manuel de Buendía

TENIENTES DE GOBERNADOR:

D. José Troyano Pardo de la Casta y D. Alfonso Vázquez Quevedo. (20)

IGLESIA

El padrón de 1749 no hace separación explícita del vecindario religioso, sino que lo mezcla con el resto de la población, según la calle en que viviera cada uno, y en varios casos no hace mención de su estado. Por eso prefiero reseñar, tomado del de 1752, la relación siguiente (21):

D. Sebastián Peláez, vicario

D. Esteban Serrabona, cura de Santa María

D. Simón Díaz, cura de Santa María

D. Bartolomé Oliver, cura de Santa María

D. León Romo, cura de Santiago

D. Eugenio Antonio de Cánovas Casanova, beneficiado de Santa María

D. Domingo Aguado López y Ayala, beneficiado de Santa María

D. Bernardo Pérez de Quesada y Celaya, presbítero

D. José Martínez Jimilio, presbítero

D. Felipe García de la Serrana, beneficiado de Santiago

D. Pedro García de la Serrana, beneficiado

D. José Aznar, beneficiado

D. José Vázquez Castilla, beneficiado

D. Francisco Antonio de Robles Abellán, beneficiado

D. Juan Ruiz Tauste, beneficiado

D. Leandro Ferrer, beneficiado

D. Clemente Ruiz Tauste, beneficiado

D. Juan Pérez de Quesada, presbítero

D. José Pérez de Quesada, presbítero

D. Salvador Abellán, presbítero

D. Antonio Fructuoso Jaena, presbítero

D. Asensio de Alcázar Arredondo, presbítero

D. Joaquín de Cánovas, clérigo de menores

D. Antonio Peito Velasco, clérigo de menores

D. Francisco de Alarcón, clérigo de menores

D. Pedro García Delgado, clérigo de menores

D. Agustín Aznar, clérigo de menores

D. Alfonso Vázquez, clérigo de menores

Convento de Santo Domingo: 14 religiosos

Convento Religiosos Descalzos de San Francisco: 40 religiosos

Convento y monjas de Madre de Dios: 44 religiosas

GEOGRAFÍA URBANA OSCENSE

A mediados del siglo XVIII el núcleo urbano de Huéscar estaba compuesto por 26 calles (22): dos de ellas por menos de 10 familias cada una, seis tenían más de cincuenta (aunque algunas incluían la adyacente) y una, muy populosa, contaba con más de 100 vecinos.

CALLES DE HUÉSCAR EN 1749, Y NÚMERO DE VECINOS (FAMILIAS) QUE LAS HABITABAN:

San Cristóbal: 45

Pocotrigo: 19

Ranas: 15

Morales: 39

Conde: 13

Baza: 109

Oliva: 4

Noguera: 22

San Francisco: (23) 67

Damas: 9

Santa María: 24

Berro y Darro: (24) 55

Abades: 74

Santo Domingo: 28

Buitre: 17

Santiago y Cuesta de Mena: 73

Tercias: 26

Carril y Campanas: 25

Morería y Plaza de Adentro: 14

Tiendas: 59

OFICIOS Y SITUACIÓN SOCIAL

Como se ve por la relación siguiente, una gran proporción de familias dependían del trabajo de la tierra (incluyendo grandes y medianos propietarios, pegujaleros -pequeños propietarios-, hortelanos y, sobre todo, jornaleros).

Abogados 2

aladrero (25) 1

alarifes (26) 2

albañiles 3

alpargateros 15

armero 1

arrieros 4

barberos 5

boticarios 3

cardador 1

carnicero 1

carpinteros 4

carreros 3

carreteros 5

cedacero 1

cerrajeros 3

cirujano 1

cordelero 1

cordoneros 8

escribanos 3

esquiladores 2

estanquero 1

herrador 1

herreros 2

horneros 6

hortelanos 12

jornaleros 180

labradores (27) 1

médicos 2

mesonero 1

molineros 8

notarios 2

panaderos 3

pastores 34

pegujaleros (28) 36

pescador 1

platero 1

pobres 22

procurador 1

propietarios 39

saludador (29) 1

sastres 6

sepulturero 1

sirvientes 4

soldados 4

tejedor 1

tejeros 2

tratante de cabras 1

urdidora 1

vaquero 1

viudas 37

viudas pobres 32

yegüero 1

yeseros 4

zapateros 7

Relacionados con la administración civil trabajaban también los siguientes vecinos: un administrador de la sal, un guarda de los plantíos de la huerta y dos porteros en el ayuntamiento.

En cuanto a los oficios dependientes de la Iglesia o relacionados con el culto estaban:

- En Santa María: un maestro de capilla (30), un organista (31), un sochantre (32), un bajonista (33), un pertiguero, un campanero, un sacristán mayor, un sacristán menor y un portero.

- En Santiago: un organista, un sochantre (34), un sacristán y un campanero.

Aparte había un fiscal de Cruzada, un grupo de beatas de Nuestro Padre San Francisco y once criadas de las monjas del convento de Madre de Dios.

LABRADORES Y CORTIJOS

Como hasta hace poco tiempo, los numerosos cortijos diseminados por el término municipal estaban habitados. Setenta y seis familias formaban la población rural oscense. La mayor parte de esos cortijos existen en la actualidad.

Labradores del Pinar de la Vidriera: 8 familias.

Labradores de Almaciles: 23 familias.

Labradores del hueco del campo: 24 familias.

Labradores del Ruedo (alrededores de la ciudad):

- Con seis familias : Los Cánovas.

- Con cinco familias: Fuente de la Piedra.

- Con cuatro familias: Cortijo de las Ánimas.

- Con tres familias: Torralba, Cueva de los Ruices, cortijo de Don Tomás Ruiz, Salado,

La Teja, Fuentes del Guardal, Olivera, La Losa y Montilla.

- Con dos familias: Cortijo de Don Gabriel, Los Ballesteros, Cruz de Hierro, La Viña, Doctor, casa de Ramallo, Patronato, La Umbría, Girón y cortijo de Montilla en Almorox,

- Con una familia: Cerro del tonto, Monjas, Cucurují, Hambre, Casa Quemada, Lavadero, Casa de Haro, Parpacén, Valentín, cortijo de Miguel López, La Cabeza, cortijo de Duda, Cueva de Orduña, cortijo de Orduña, Botardo, La Capellanía, La Retamosa, Hoyas de Rallón, Los Pilares, Casa de Maza, Córcoles, Zabal, Cubero,

Molina, La Monja, Los Bermejales, Cueva del Agua, Casica de Don Damián, Solana de los Morales, Chaparral, Las Hoyas, cortijo de Don Manuel de Buendía, La Memoria, cortijo de Doña Ana, Noguera, Los Rallones, Molinico, Los Collados, Casa de Viana, Saltador, Moncayo, cortijo de Don Blas Vivó, Miravetes, Fuente de la Puerca, Jorquera, cortijo de Don Juan Carrasco, cortijo de Don Juan Hurtado, cortijo de Don Antonio Carrasco, Blanco, Balboa, Torcales, Dehesa y Bancalejos,

- En cortijos propios vivían seis familias.

UNOS ÚLTIMOS DATOS: RELACIÓN DE HIJOS DE PADRES DESCONOCIDOS

Varias causas, entre las que destacan la pobreza casi general de la población y la mancilla pública de ser madres solteras, provocaban que algunos recién nacidos fueran abandonados por sus madres. Habitualmente eran dejados ("expuestos", de ahí la palabra "expósitos" con la que eran llamados) en lugares donde pudieran ser vistos y recogidos. El año 1749 fueron expuestos 13 niños: 4 varones y 9 hembras. La primera medida que se tomaba era bautizarlos y ponerles un nombre. Luego, si nadie se quedaba con ellos, eran llevados a las inclusas de Baza o de Granada.

28-enero.- Juan Antonio Julián, hallado a la puerta de la casa de D. Bernardo Ceferino de Sola, notario de la Audiencia Eclesiástica de Huéscar como a las siete de la noche del día anterior. Padrino: José Ramón, acólito de Santa María.

7-abril.- Josefa Pascuala, hallada a la puerta de la casa de Domingo del Olmo como a las ocho y media de la noche del día anterior. Padrino: D. José Coll, músico del Regimiento de Edimburgo.

17-mayo.- Josefa María, hallada a la puerta de la casa de Pablo Macizo como a las nueve de la noche del día anterior; llevaba una cédula que decía que estaba bautizada y que se llamaba Josefa María. Bautizada sub conditione.

30-mayo.- María Josefa, hallada a la puerta de la casa de D. León Romo, presbítero, cura de la iglesia de Santiago y capellán de Santa María, como a las ocho de la noche del mismo día. Padrino: D. Juan Jiménez Robles, sochantre de Santa María.

11-julio.- Juana Antonia Rufina, hallada a la puerta de la casa de D. Manuel Verdejo como a las 9 de la noche del día anterior. Padrino: D. Juan Jiménez Robles.

16-julio.- María del Carmen, hallada en un bancal de cáñamo que cae a la espalda de la casa de D. Tomás Ruiz y Dª Manuela Vázquez, en la calle de Santiago, como a las seis de la tarde del día anterior. Padrino: D. Juan Jiménez Robles, sochantre.

27-julio.- Juan Antonio, hallado a la puerta de la casa de D. Francisco Javier García como a las tres de la mañana del mismo día. Padrino: D. Juan Jiménez Robles, sochantre.

25-agosto.- Bartolomé Baltasar, hallado en el solar de la cuesta de Pedro Muñoz como a las nueve y media de la noche del día anterior.

10-septiembre.- Domingo, hallado a la puerta de la casa de Margarita Sánchez, viuda de Juan Evangelista, a eso de las cinco de la mañana del día siete.

2-noviembre.- Inés María, hallada a la puerta de la casa de D. Andrés García de la Serrana como a las seis de la mañana de ayer.

23-noviembre.- Cecilia Antonia Josefa, hallada a la puerta de la casa de José Avilés, campanero de Santa María, entre la una y las dos de la mañana del mismo día. Padrino: José Avilés.

21-diciembre.- Manuela Tomasa, hallada a la puerta de casa de D. León Romo, cura de Santiago, entre las ocho y las nueve de la noche del día anterior.

1-enero (de 1750).- Silvestra Antonia Ramón, hallada a la puerta de la casa de Catalina Martínez Portillo como a las siete y media de la noche del día treinta y uno de diciembre. Padrino: D. Eugenio García de la Serrana, beneficiado. (35)

1. HENRÍQUEZ DE JORQUERA, F. Anales de Granada. 1987. Pág. 114.

2. Un plano de Huéscar, tal como debió ser en 1488, fue dibujado por Jaime Dengra hace unos años y puede verse en ROMERO DÍAZ, Mª A. Huéscar: el medio natural y la vida humana. Granada 1982. Pág. 165.

3. Padrón general del vecindario de 1708. Archivo Municipal de Huéscar.

4. Padrón general del vecindario de 1809. Archivo Municipal de Huéscar.

5. Responsorio de los curas propios de Huéscar al interrogatorio solicitado por el Excmo. Sr. Arzobispo de Toledo. Publicado en Al aire de la Sagra. 1995. El dato sobre los habitantes está en pág. 77.

6. La principal fuente de datos económicos y sociales sobre el siglo XVIII es el Catastro del Marqués de la Ensenada, mandado hacer por el rey Fernando VI en 1750. Pero los datos antecedentes están tomados de ROMERO DÍAZ, Mª A., ob. cit. págs. 184, 194 y 221.

7. En este punto hubo diferencias y querellas entre la población y el Duque, resueltas definitivamente cuando en 20 de abril de 1706 se comunicó al cabildo haber ganado en el Supremo Consejo el juicio sobre el privilegio de nombrar el pueblo el procurador síndico. Archivo Municipal de Huéscar, actas del año 1706.

8. Para conocer el origen de las dos parroquias cfr. PULIDO CASTILLO, G. Al aire de la Sagra, nota 26, pág. 78. El estudio sobre la historia y la descripción de la iglesia de Santa María está magistralmente realizado en GONZÁLEZ BARBERÁN, V. Memoria histórica y técnica sobre la Colegiata de la Encarnación, expediente para la declaración de declaración de monumento nacional. 1972. Texto no publicado todavía.

9. Véase PULIDO CASTILLO, G. ob. cit. pág. 104.

10. Responsorio de los curas..., en Al aire de la Sagra, págs. 78 y 79.

11. Véase SEGADO BRAVO, P. "La sillería del coro de la parroquial de Huéscar (Granada), obra del retablista Jerónimo Caballero". Separata de Archivo español de Arte, nº 243. Madrid 1988.

12. "Informe sobre el órgano de la iglesia mayor de Huéscar". Años 80. Cinco folios mecanografiados.

13. Especialmente en el volumen Al aire de la Sagra, ya citado.

14. A partir de ahora, siempre que no se indique otro origen, los datos están recogidos del Padrón General del Vecindario de la Ciudad de Huéscar, año de 1749, que se encuentra en el Archivo Municipal de Huéscar.

15. Archivo Parroquial de Huéscar.

16. Los datos de este apartado han sido tomados del Archivo Parroquial de Huéscar. Elaboración propia.

17. Datos elaborados a partir de la lectura de las actas de cabildo del año 1749. Archivo Municipal de Huéscar.

18. D. Agustín Antonio Tacón había sido nombrado por el Duque de Alba en 21 de junio de 1747. El último pleno que presidió en Huéscar fue el 3 de marzo de 1749. En la reunión del día 9 del mismo mes se hablaba de "indisposición del señor gobernador". La ausencia era debida a un viaje a Madrid del que nunca regresó. Huéscar fue gobernada interinamente hasta el nombramiento del nuevo gobernador (D. José Posadas Macacho, en 23 de febrero de 1752).

19. El procurador síndico electo D. Pedro Vázquez Quevedo estaba procesado, por lo que el gobernador decidió que D. Manuel de Aguado, síndico del año anterior, prorrogara su período hasta que D. Pedro se purgara de sus causas.

20. D. Alfonso Vázquez Quevedo, como regidor decano, hizo las veces de gobernador en los primeros días de marzo, tras la ausencia de D. Agustín Antonio Tacón. Posteriormente, actuó Troyano como gobernador interino. Ya a mediados de abril, y hasta el final, D. Alfonso ejerció la jurisdicción.

21. Padrón General de vecindario del año 1752. Archivo Municipal de Huéscar.

22. A comienzos del siglo XVIII (en 1708) las calles de Huéscar eran las siguientes: San Cristóbal, Pocotrigo, Las Ranas, Los Morales, Conde, Baza, Oliva, Noguera, San Francisco, Ogaya, De la Serrana, Santa María, Ángel, Darro, Abades, Campanas, Santo Domingo, Santiago, Mena, Carril, Plaza de adentro, Morería y Tiendas. A principios del siglo XIX (en 1809) las calles eran todas las anteriores más las siguientes: Campillo, Castilléjar (a continuación de la calle Baza), Argelejo, Damas (tal vez la antigua calle de la Serrana), Serval, Parador de Martín Gómez, Buitre, Tercias, Tiro, Tinte, Cuesta de Mesones y Mona. La calle de Santa María había cambiado su nombre por el de Mayor.

23. Seguramente incluye la calle Ogaya.

24. Posiblemente incluye la calle del Ángel.

25. Carpintero que construye y repara arados, aperos de labranza, carros, etc.

26. Arquitecto o maestro de obras.

27. La totalidad de los labradores vivían en los cortijos que labraban. La única excepción parece ser éste, que habitaría de modo continuo en una casa en el recinto urbano.

28. Labrador que tiene poca siembra o labor. Ganadero que posee poco ganado.

29. Curandero. Embaucador que se atribuye la virtud de curar o precaver la rabia y otros males por medio del aliento, la saliva, etc. (Diccionario Durvan de la Lengua Española).

30. D. Pedro Navarro Orzáez (murió en 1776).

31. Jerónimo del Pino.

32. Juan Jiménez Robles.

33. Pedro Fernández Zapata.

34. Pedro Fernández Bertolo.

35. Datos tomados del Archivo Parroquial de Huéscar. Libro de Bautismos de Santa María.

 


ÍNDICE: Portada / Trabajos de Historia / Mis versos / Temas literarios y musicales / Otros temas / Versos ajenos / Álbum de fotografías  / Viaje de estudios / En clase de Lengua / Apuntes de Literatura / Textos de alumnos /