PARTE TERCERA:

FELICITACIONES Y HOMENAJES

 

HAY FECHAS QUE NO SE OLVIDAN

Fue el día once de mayo,

en el coro del convento,

donde vivimos fervientes

un magno acontecimiento.

 

Con motivo de las obras

proyectadas en el templo,

fue trasladado a clausura

el Augusto Sacramento.

 

Cuando penetré en el coro

y vi los preparativos,

impresionada quedé.

Cristo se sentía allí mismo.

 

Una mesa y un mantel

anunciaban el Banquete.

Asistiríamos al de Él

unos pocos solamente.

 

¡Oh, qué Misa ha celebrado

el Padre Felipe Aláez,

nunca a Cristo tan visible

he visto en otro Padre!

 

El silencio del ambiente

y el sentir tan cerca a Cristo

hizo viviésemos todas

minutos de Paraíso.

 

Por ser la festividad

de San Felipe y Santiago

parecía que la Liturgia

revestía nuevos rasgos.

 

¡Qué saber se saca así

de la divina Palabra,

parecía propiamente

que era Cristo quien hablaba!

 

¡De qué ciencia tan sublime

está henchido el Evangelio,

pues cada vez que lo oigo

me descubre algo nuevo!

 

¡Qué hondo ha calado en mí

y cómo me ha conmovido:

"Tanto tiempo con vosotros

¿y aún no me habéis conocido?"!

 

Este reproche amoroso

que el Señor diera a Felipe,

¿no podría ser a mí

a quien hoy lo dirige?

 

Sana, Señor, la ceguera

que me impide conocerte,

pues reconozco humillada

que te ignoro enormemente.

 

Pero todavía es tiempo

de que corrija mis yerros,

de aplicarme asiduamente

a estudiar el Evangelio.

 

Ahora que Tú has querido

habitar en la clausura,

date a conocer sin tregua

a quien de veras te busca.

 

Espero que en este tiempo

en que te tengo tan cerca

me enseñes a conocer

al Autor de toda ciencia.

 

Me enamora la Liturgia

por su sublime riqueza,

es el culto dado a Dios

por Cristo y por su Iglesia.

 

Todo habla en la Liturgia

de nuestro Bien infinito,

tanto dice la Palabra

como los gestos y signos.

 

La emoción fue unánime

en Ministro y asamblea,

y no quiero decir nada

cuando fuimos a la mesa.

 

Hubo quien dijo después

que "desde allí, a la Gloria",

mas el cielo donde estaba

era en medio de nosotras.

 

Nunca podré olvidar

esta fecha memorable,

pues marcará para mí

sendas nuevas e intachables.

(1966)

 

FELICITACIÓN ONOMÁSTICA A LA M. ABADESA DE LAS PURAS DE ALMERÍA

A la Reverenda Madre

María de la Eucaristía

felicitarla queremos

porque celebra su día.

 

Las dominicas de Huéscar

testimoniarle desean

su cariño fraternal

y la adhesión más completa.

 

Mil felicidades, Madre,

y que el Autor de su nombre

la llene muy plenamente

de sus gracias y sus dones.

 

En la misa de este día

muy presente la tendremos,

muchas fervientes plegarias

por usted elevaremos.

 

La estela de simpatía

que su paso aquí dejó

hace la llevemos siempre

muy dentro del corazón.

 

Su comunidad y la nuestra

una sola hacen ya,

es el deseo de la Iglesia

vivir en fraternidad.

 

No importa el ser distintas

en cuanto a puntos de Regla,

eso es cosa secundaria,

lo importante es ser Iglesia.

 

Vivir, pues, en caridad

es la mayor alegría,

es cumplir el testamento

que el Señor nos diera un día.

 

Toda su comunidad

se esmerará en obsequiarle,

es un deber de justicia

para con tan Santa Madre.

 

Sentimos estén ausentes

estas dos prendas de monjas,

pero no sufran ustedes,

son felices con nosotras.

 

Reciban un fuerte abrazo

lleno de fraternidad,

es la consigna que damos

como prueba de unidad.

 

Y no queriendo cansarlas,

nos despedimos de ustedes

deseando que lo pasen

a lo grande y muy alegres.

(Huéscar, 9-junio-1966)

 

FELICITACIÓN ONOMÁSTICA AL CAPELLÁN (D. Antonio Motos)

En fusión de corazones,

toda la Comunidad

a felicitar venimos

al que es digno capellán.

 

Que pase un día feliz

en unión de su familia

es lo que muy cordialmente

desean las dominicas.

 

Por ser el día de su santo

es la ocasión más propicia

de ofrecerle un testimonio

de cariño y simpatía.

 

En el Santo Sacrificio

que usted mismo ha celebrado

la ofrenda de nuestras vidas

por usted se ha ofrendando.

 

¡Qué feliz se siente una

sobre el ara del altar,

siendo materia aceptable

de poderse consagrar!

 

Y más feliz todavía

si este nuestro pobre don

va orientado plenamente

a ungidos del Señor.

 

Cristo, Sacerdote Eterno,

le llene con profusión

de las virtudes y gracias

que reclaman su misión.

 

Doce años lleva ya

de rector de nuestra iglesia,

y sin dolo le decimos

que nos tiene muy contentas.

 

Su puntualidad y prudencia

en este su ministerio

le han granjeado de nosotras

alta estima y gran afecto.

 

Que el sumo Bien infinito

le conceda larga vida,

y que nosotras podamos

felicitarle este día.

 

Vida santa y muy fecunda

en el campo de la Iglesia

es lo que exigen las almas

de quien son nuestras lumbreras.

 

Que el olor de sus virtudes

sea como poderoso imán

que atraiga hacia nuestro Cristo

a toda la humanidad.

 

Para que cuando suene la hora

de dar fin a la jornada,

el gran Padre de familias

le introduzca en su morada.

(13-junio-1966)

 

HOMENAJE AL OBISPO DIOCESANO (D. Gabino Díaz Merchán)

En un vibrar de entusiasmo

nacido del corazón

homenajear queremos

a nuestro Padre y Pastor.

 

Sea muy bienvenido

a esta su humilde casa,

pues todas sus moradoras

le quieren con toda el alma.

 

Estas sus sencillas hijas

del monasterio de Huéscar

le ofrecen el testimonio

de la adhesión más completa.

 

Estábamos ya impacientes

porque llegara este día.

Hace mucho que añoramos

una Pastoral Visita.

 

Como hijas de Domingo,

el mejor de los Guzmanes,

seremos para la Iglesia

fuerza de oración constante.

 

Somos pequeña parcela

de su querido rebaño,

por eso mucho nos urgen

los problemas diocesanos.

 

Nuestro más alto ideal

es la Iglesia y el Papado

y cooperar filialmente

con nuestro digno Prelado.

 

Al Vaticano Segundo

nuestra gratitud y amor,

pues una faz nueva ha dado

a la familia de Dios.

 

Amplísimos horizontes

se han abierto a nuestra vista,

solidarias unas de otras

viviremos nuestros días.

 

¡Qué alegría ser miembros vivos

del gran cuerpo de la Iglesia,

con entrañable función

con Cristo, nuestra cabeza!

 

Con una trabazón tal

de los miembros entre sí

que sólo reina entre ellos

un unánime sentir.

 

Una virtud poderosa

nos da fuerza y entusiasmo,

es el ejemplo admirable

de nuestro joven Prelado.

 

En nuestro peregrinar

por este inmenso desierto

nada debemos temer

con un guía tan experto.

 

Que esta su primera grey

como Pastor de la Iglesia

sea su gozo en esta vida

y su corona en la eterna.

 

Y en justa correspondencia

por el don de su visita,

dígnese, Padre, aceptar

la ofrenda de nuestras vidas.

 

FELICITACIÓN A LA MADRE PRIORA DE ARACENA (Madre Anunciación)

Todas aquí reunidas

en este apretado haz,

a nuestra Madre querida

queremos felicitar.

 

Con gozo hemos esperado

llegara este hermoso día,

para ofrecer nuestros votos

por nuestra Madre querida.

 

Que este misterio glorioso

de Cristo resucitado,

a quien este nombre lleva

colme de todo regalo.

 

Al aunar estas dos fiestas

el júbilo nos invade,

es el misterio del triunfo,

es la fiesta de la Madre.

 

En el Santo Sacrificio

habrá un momento especial,

es la plegaria ferviente

de quienes la aman de verdad.

 

Toda la Comunidad

se esmera por obsequiarle,

es el cariño filial

que se vuelca hacia su Madre.

 

Nuestros humildes presentes

le ofrecemos con amor.

No mire lo que esto vale,

mire sólo el corazón.

 

En honor a tanta fiesta

pedimos recreación,

un gran día de jaleo

y comida a lo señor.

 

También queremos cerveza

para hacer la digestión,

pues el pollo se indigesta

y se estropea la función.

 

Le pedimos caramelos

para aclarar la garganta

y poder cantar a Cristo

las divinas alabanzas.

 

A nuestra querida Madre

testimoniarle queremos

la sumisión más completa

que siempre le rendiremos.

 

Viva la Madre Priora

cuya fiesta celebramos,

y que esta Comunidad

lo vea por muchos años.

 

Viva el Padre Capellán

y también don Ildefonso.

Vivamos todos la vida

de este misterio glorioso.

Huéscar, 19-febrero-1967

 

FELICITACIÓN EN EL DÍA DE LA MADRE PRIORA (Madre Presentación)

Alegrémonos hoy todas sin cesar,

pues celebra nuestra Madre su gran fiesta,

y las hijas, que la aman de verdad,

la felicitan y le ofrecen

su cariño sin igual.

 

Desbordante de alegría

toda la Comunidad

felicidad deseamos

a nuestra Madre sin par.

 

Aquí tiene usted a sus hijas, Madre buena,;

homenaje de adhesión le rendiremos.

Es el día más propio a los obsequios

y estas sus monjas muy gozosas

mucho la festejarán.

 

Acepte, Madre querida,

nuestros humildes obsequios,

no son los que usted merece,

pero son nuestros desvelos.

 

Oraremos muy fervientes al Señor,

y en oferta nuestras vidas por la Madre

en el Santo Sacrificio del altar

refrendaremos con la sangre

de la Víctima inmortal.

 

Sí, por medio de Jesucristo

impetraremos del Padre

todas las gracias y dones

que este su cargo reclamen.

 

La parcela que gobierna con acierto

distintivo de unidad siempre tendrá,

testimonio ante el mundo así daremos

del mandamiento que una noche

memorable Dios nos dio.

 

¡Oh sí!, que todas las moradoras

de este recinto sagrado

vibremos por ser Iglesia

en oculto apostolado.

 

Le pedimos que nos dé recreación

y no ponga cortapisa a nuestros planes,

que no falte la cerveza en la comida

y caramelos, como ley muy dulce

y digna de observar.

 

Como la santidad es alegre

y todas queremos ser santas,

pedimos este recreo

para poder alcanzarla.

 

Que el misterio que hoy celebra la Liturgia

y el Pequeño que en el templo es presentado

purifiquen nuestra vida religiosa

de todo aquello que le impida

reposar en nuestros brazos.

Huéscar, 28-enero-1967

 

HOMENAJE A LA MADRE MARGARITA O. P. (SEVILLA)

En un vibrar de entusiasmo,

las hermanas de Aracena

a la Madre Margarita

felicitarla desean.

 

En la fecha memorable

de estas sus Bodas de Plata

es muy justo festejar

a nuestra querida hermana.

 

Es muy oportuno hoy,

es la ocasión más propicia

de ofrecerle un testimonio

de cariño simpatía.

 

Un cuarto de siglo ya

que pronunciara los votos,

motivo, pues, suficiente

para rebosar de gozo.

 

Muy alto habla de usted

el haber llegado aquí,

mas continuemos la lucha

hasta conseguir el fin.


Piense que al ser miembro vivo

del gran Cuerpo de la Iglesia

su misión es trabajar

con Cristo, nuestra Cabeza,

 

en entrañable fusión

con todos los otros miembros,

hasta hacer de nuestra vida

un anticipo del cielo.

 

Y para lograr tal dicha

inquietas hemos de estar

hasta atraer a los hombres

a la perfecta unidad.

 

Con nuestra vida escondida

y de constante oración

seremos para la Iglesia

misterio de salvación.

 

¡Qué vocación tan sublime

nos ha sido confiada,

negociemos bien con ella

hasta el fin de la jornada!

 

Que la Virgen del Pilar,

cuya fiesta celebramos,

la colme de sus virtudes

como precioso regalo.

 

Sabemos que las monjitas

mucho la han de festejar,

y el pollo y la cerveza

todo lo completarán.

 

Le quedamos muy unidas

las hermanas de Aracena,

deseando larga vida

a la Margarita buena.

1966

 

SERÁ UN RECUERDO INDELEBLE

Semana del gran misterio,

jueves de Resurrección,

se inauguró un cursillo

que será lazo de unión.

 

¡Qué fecha tan memorable

la del paso del Señor

para iniciar rumbos nuevos

sobre el mandato que dio!

 

Mil novecientos sesenta y siete,

¡cuántas gracias has traído!,

mas sobre todo destaca

la gracia de este cursillo.

 

Por especial concesión

salimos de la clausura;

nada de absurdos recelos

ante tan rara postura.

 

Es que ha llegado la hora

de vivir el posconcilio,

de acercarse a los hermanos,

de romper todo prejuicio.

 

¡Qué maravillosa es

una voluntad de cera

para secundar al punto

los deseos de la Iglesia!

 

Siento que mi corazón

ya no me cabe en el pecho;

es que mi amor es muy grande,

amo a Cristo con sus miembros.

 

Y se inauguró el cursillo

con mi tema preferido:

la misión mía en la Iglesia

a las luces del Concilio.

 

¡Cómo nos habla el Señor

por boca de sus ministros!

Quiere seamos conscientes

de una vida con sentido.

 

Gracias al Señor Vicario

por su deliciosa charla,

por lo bien que estos conceptos

hizo calar en mi alma.

 

Que la Iglesia sea mi Madre

y con funciones de tal,

esto reclama de mí

amor y entrega total.

 

¡Oh, y qué misión tan grandiosa

me ha cabido a mí en la Iglesia:

ser testimonio de Cristo

en mi vida prisionera!

 

Sí, oración y sacrificio

son mis armas de combate

para atraer a los hombres

hacia la Casa del Padre.

 

La segunda conferencia

la tuvo el Padre Cantero,

nos habló de la Liturgia,

culto que a Dios da su pueblo.

 

Me enamora la Liturgia

por sus múltiples encantos,

y es que en ella se proyecta

luz de misterios arcanos.

 

¡Qué maravilloso estuvo

nuestro Padre Delegado

con la charla de los votos

que tan bien supo plasmarnos!

 

¡Con qué celo tan ferviente

pide nuestra perfección!

¿No seré, pues, diligente

para emprender mi labor?

 

La cuarta charla trató

del misterio revelado,

mensaje de salvación

que en Cristo se nos ha dado.

 

Gracias también, don Gerardo,

por su deliciosa charla,

pues Eucaristía y Biblia

son la vida de mi alma.

 

Y don Tomás Casaubón

abordó el precioso tema:

nuestro retorno a las fuentes

por las sendas evangélicas.

 

Renovación religiosa

personal y en lo escondido

para presentar al mundo

el rostro nuevo de Cristo.

 

Don José Sánchez Nadal

tuvo la última charla:

la Virgen, modelo y guía

de las almas consagradas.

 

Y se clausuró el cursillo

con el tema de María,

es la estrella que en mi noche

mis tinieblas ilumina.

 

Quiero cerrar estos versos

con mi ferviente plegaria:

¡imprímete, Madre mía,

en quien de veras te ama!

Huéscar, 10-abril-1967

 

SERENATA PARA EL DÍA DE LA MADRE PRIORA

El monasterio de Huéscar

hoy se viste de esplendor,

es el día de la Madre

que lo rige con fervor,

es el día de la Madre

que lo rige con fervor.

 

Cantad todas con primor

en un vibrar de entusiasmo

diciendo felicidades

a quien celebra su santo,

diciendo felicidades

a quien celebra su santo.

 

Exultantes de alegría

todas sus hijas venimos

a ofrecerle en homenaje

nuestro singular cariño,

a ofrecerle en homenaje

nuestro singular cariño.

 

A nuestra Madre Priora

dicha grande deseamos

y por eso en este día

en un cantar expresamos,

y por eso en este día

en un cantar expresamos.

 

En el misterio gozoso

que la liturgia presenta

nos gozamos mucho mucho

al aunar estas dos fiestas,

nos gozamos mucho mucho

al aunar estas dos fiestas.

 

Nuestros votos más fervientes

al cielo elevaremos,

copiosa lluvia de gracias

para usted impetraremos,

copiosa lluvia de gracias

para usted impetraremos.

 

Acepte nuestros obsequios,

prueba de nuestro cariño,

una madre se merece

todo el amor de sus hijos,

una madre se merece

todo el amor de sus hijos.

 

Nos despedimos de usted

hasta después de la Misa,

que comenzará la juerga

sin ninguna cortapisa,

que comenzará la juerga

sin ninguna cortapisa.

 

DE CORAZONES A CORAZÓN

En el cielo de la Mancha

los astros surcan ligeros.

Una nueva nos anuncian:

es que un hijo de su suelo

de Yahvé ha sido ungido

y ellos son los mensajeros.

 

Es Moral de Calatrava

la cuna que te acogió,

de padres santos naciste,

limpio y bello como el sol.

Ostentarás en tus manos

el poder de salvación.

 

Quiso el Señor agraciarte:

por ojos te dio luceros,

en tu frente centellea

el volcán que hay en tu pecho,

extasías con tu canto,

envidia tiene el jilguero.

 

En tu alma cristalina

Dios, complacido, se mira.

Subyugarás corazones,

porque tu ser ilumina,

y en tus labios con carmín

caridad llevas prendida.

 

Con tu sacerdocio joven,

como la aurora naciente

disiparás las tinieblas

de las almas que anochecen,

pasando así por la vida

en oblación a las gentes.

 

Estas Hermanas de Huéscar

exultan en este día.

¡Enhorabuena, Segovia!

¡Desbordamos de alegría!

Y al sacerdocio que estrenas

vinculamos nuestras vidas.

 

Tras las huellas de Domingo

caminemos con denuedo,

y como fuerza es unión,

la victoria lograremos.

¡Gran potencia es la oración!

¡Siempre unidos marcharemos!

 

Expresión de gran cariño

este gesto que ha tenido

de honrarnos con su presencia

y su gozo transmitirnos

al celebrar el Banquete

del amor que ha de fundirnos.

 

En retorno impetraremos

gracia de fidelidad,

que exclame dichoso al fin:

"A tu siervo lleva en paz.

Mi jornada terminó.

¡Sin novedad en el altar!"

 

EXPRESANDO UN SENTIMIENTO

(Dedicado a D. Francisco Domingo Lorén)

Te alejaron del rebaño

que tu celo pastoreó,

años llenos de alegría,

de simpatía y amor.

 

Tu ausencia nos entristece,

el vacío no se llena,

¡qué aberración cometieron

al trasladarte de Huéscar!

 

Años felices pasados

con protección tan segura.

Sólo con pensar en ti

se calmaba toda lucha.

 

¡Qué nostalgia en vacaciones!

Se palpaba la orfandad,

la parroquia estaba fría,

los fieles, en soledad.

 

Al no esperar tu retorno

el sentir se hace más fiero.

¡Don Francisco, por favor,

no se olvide de este suelo!

 

Cuando llegó a esta parroquia,

desde Baza nos dijeron:

- Como Lorén no lo ha habido

ni lo habrá en ese pueblo.

 

Intachable sacerdote,

con finura y con talento;

conquistaste corazones

por tu entrega y tu salero.

 

En tus misas no te olvides

de las monjas del Paseo.

Nosotras, en la oración,

vivenciamos tu recuerdo.

              


ÍNDICE: Portada / Trabajos de Historia / Mis versos / Temas literarios y musicales / Otros temas / Versos ajenos / Álbum de fotografías  / Viaje de estudios / En clase de Lengua / Apuntes de Literatura / Textos de alumnos /